Centro 1

Opiniones divididas frente a los cambios en el Centro

Uno de los macroproyectos de la Alcaldía de Medellín tiene como objetivo mejorar la movilidad, seguridad, legalidad y convivencia en el Centro de la ciudad. Diferentes puntos de vista son los que tienen las personas que trabajan y transitan por este sector.

Por Laura Cardona, Valentina Vélez y Juliana Uribe

bitácora@eafit.edu.co

En una caseta de frutas debajo del viaducto del metro, con un pequeño parlante y música de fondo, se encuentra como desde hace 19 años Carlos Enrique Restrepo. Mientras parte un mango para uno de sus clientes, en un día caluroso pero nublado, comenta lo poco que sabe respecto del Plan de Intervención del Centro: “Sé que de Prado hasta San Juan se peatonalizará la carrera Bolívar. Pienso que para el Municipio es muy bueno pero para nosotros es muy maluco, ya que comenzarán a desplazarnos”.

Carlos baila mientras parte el mango, lo entrega y sonríe, así sigue como si esta fuera su fiesta.

Después de unos pasos de salsa muestra preocupación sobre la reasignación de su lugar de trabajo, pues durante 40 años se ha movido por todo el Centro y califica la seguridad del lugar como “elegante y excelente, hasta los venteros cuidamos”. Prueba de ello es un cartón de la Policía Nacional que saca orgulloso de su carro de frutas y que lo certifica como promotor de seguridad ciudadana.

“Señor, oiga… señora tenga cuidado por ahí porque de pronto me la roban. Por aquí le tenemos unas recomendaciones: la primera, siempre tenga sus objetos a la delantera, y la segunda no deje sus objetos personales donde tanta gente mala abunda. Si la ocasión hace al ladrón, debe prestar atención a la recomendación que le trae hoy su Policía Nacional”.

Pedagogía ciudadana

Al otro extremo de Carlos Enrique se encuentra un grupo de personas preocupadas por la seguridad del sector. Tratan de transmitir un mensaje que pueda llegar a la gente por medio de la música. Con dos parlantes y algunos disfraces de payasos, dos jóvenes policías cantan y bailan rap.

Al terminar de cantar, Andrés, un joven que presta servicio militar en esa institución, entre los aplausos de la gente y la canción Vivir la vida, de Marc Anthony, afirma: “Es una idea más estratégica de llegarles a las personas porque así se enfatiza más y se puede tener una mayor comprensión del mensaje”.

Uno de los payasos aprovecha el descuido de una mujer con su celular en la mano y se lo intenta quitar, con el único propósito de llamarle la atención y comentarle sobre todos los robos y bandas delincuenciales que hay a menudo en el sector.

Y por esto sugiere, como en la canción, tener todos los objetos personales a la vista, sobre todo los electrónicos. También le recomienda descargar en su celular la aplicación Cuadrante Amigo, la cual ofrece un servicio de seguridad en línea.

Este tipo de actividades las hace la Policía para informar a la gente y se llevan a cabo todos los días en diferentes sectores de la capital de Antioquia.

Que sean para bien

Diagonal a la estación parque de Berrío, mientras saca unos pandeyucas del horno, Sandra, una mujer robusta y sonriente, habla de los cuatro años que lleva allí. Al momento de servir un jugo de naranja a un señor que saborea su pastel, dice: “La seguridad es buena, pero vulnerable”. Lo afirma debido a que es testigo de todo lo que ocurre en el parque, ya que trabaja de 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

Al hablar del Plan de Intervención del Centro, hace un gesto de duda y responde con una pregunta: “¿Es como Carabobo? Eso tengo entendido… Sé que el Parque también va a cambiar”. Piensa y luego asiente con la cabeza: “Creo que tendrá un efecto positivo para los que transitan por este lugar”.

Ni muy muy, ni tan tan…

Un grupo de señores de más o menos 60 años, sentados en las escaleras al frente de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, disfruta de su tiempo libre en el mismo parque.

Jairo Gómez visita el lugar todos los días para distraerse. Cuenta que le parece de gran importancia el Plan de Intervención del Centro, aunque no lo conozca por este nombre.

Con una entonación pausada, da a entender que el proyecto tiene dos obras grandes, el tranvía de Ayacucho y la peatonalización de Bolívar, la cual le parece importante por beneficio de la ciudad, pero siempre y cuando tengan pensado reubicar a los vendedores. No muy convencido califica la seguridad como “ni muy buena ni muy mala”.

Estas son algunas de las personas que trabajan y dedican su tiempo a estar en el Centro de la ciudad. Aún con obras en plena construcción, se puede ver la falta de información que se tiene frente a los cambios que piensa hacer la Alcaldía de Medellín.

Comentarios